Ciudad y Utopía. La historia de la arquitectura con perspectiva sociológica

Por Horacio González. "La arquitectura tiene de utopismo el hecho de que antes de la existencia de las ciencias sociales y antes de la existencia de las teorías políticas, el arquitecto en todas las comunidades conocidas es aquel que ha asumido la construcción del habitar – esto es, no sólo de viviendas, sino el lugar donde se manifiesta primordialmente el ser-. En este punto, el arquitecto sería el que anticipa el sentido mismo de lo social."

Boedo y la nostalgia

Por Horacio González. "Una ciudad no se fabrica en serie ni a pedido, la van haciendo sus habitantes, que al mismo tiempo se comprometen en custodiar las mejores reglamentaciones urbanas, las que impiden el avance de la renta inmobiliaria sobre el patrimonio simbólico de los barrios. Hoy ha ocurrido un desbalance que por momentos tiene contornos trágicos."

Horacio González vive en las calles 

Horacio González vive en las calles, en los bares, en las paredes de una ciudad, de todas las ciudades. Horacio González, un citadino que en los signos arquitectónicos, costumbristas, lingüísticos de la ciudad encuentra las claves para pensar una nación, como espejo invertido y alucinado de la pampa; un pueblo, sus retóricas, invariantes pero sobre todo sus formas emancipadas. Traduciendo, llevando a una mesa de disección signos, juntando y amontonando restos, de imágenes y palabras, voces y entredichos, para pensar, pensarse, pensarlo todo

Qué es un pueblo – D10s

El tiempo amaina o enfatiza un sentir. Lo transforma, nunca lo borra. Menos aun aquellos sentires que se enclavan, enchastran en la memoria de un pueblo, aquellos que remiten, inventan la felicidad, el llanto común. Diego Maradona, el Diego, expresa una patria, un territorio afectivo original, tanto por lo excepcional (del amor) como por ser un origen, comienzo/fin de las cosas. Esas que le dan sentido a la palabra patria, como lugar utópico donde alguna vez amé, donde me sentí parte, falta y resto, donde todo valía/vale la pena. Y si las penas son de nosotrxs, como no seguir homenajeando al que construyó alegrías tan nuestras, un nosotros/patria de la felicidad.

Roma, 1990. Laudatio

Por J. B. DUIZEIDE. "Hijos de puta en sus ojos negros donde navegan flotas enteras cargadas de esclavos, de exiliados, de arrojados. Hijos de puta para que no pueda no ver, al menos, la inmensa porción de habitantes del planeta que está mirando por televisión, a todo color, a mil cámaras, los prolegómenos de la final del campeonato mundial de fútbol. Hijos de puta los que silban el himno, su himno, nuestro himno. "

Homenaje a Diego Armando Maradona

Por SANTIAGO FREDES. "Jorge Cafrune también murió en Tigre/ En Benavidez/ Cerca quizás/ De donde murió Diego./ Estaba de paso,/ también,/ Cafrune, que nunca vivió en Tigre/ Y que nació en Jujuy/ Perico/ Pero estaba de paso/ Por Benavidez/ Iba a caballo por la ruta 27/ Una camioneta lo atropelló/ Iba para Corrientes/ Yapeyú/ Donde nació San Martín/ Desde Plaza de Mayo/ Jorge Cafrune/ A llevar tierra de Boulogne-sur-Mer (Francia)/ Donde murió San Martín/ Que nació en Yapeyú"

MARADONALEPH

Por DARÍO CAPELLI. "Flor está mirando una película de Pontecorvo y por las calles de la Casbah argelina se lo ve pasar, bomba en mano, a Maradona./ Pienso en el amor y es Maradona. En los poemas de amor de Marx (sobre todo en aquel que dice que llenaría mil libros escribiendo sólo “Jenny”) y me resulta evidente que están dedicados a Maradona./ Lxs hijxs más grandes lloran a Maradona. El más chico, preadolescente, dice que Maradona no le importa y en esa misma insolencia revive a Maradona."

El Diego: un mito generacional

Por TOMÁS SCHULIAQUER. "En Argentina, el fútbol, es Maradona. Sobrevive, obvio, la leyenda, pero no podemos negar que hoy alguien murió, hoy podemos decir que una parte de nosotros está muerta, porque es la única manera que se me ocurre para entender, para poder estar un poco más cerca de explicar por qué somos tantos los que lloramos hoy como si hubiéramos perdido un familiar, un amigo cercano. "

Barro inmortal

Por GUSTAVO IGNACIO MÍGUEZ. "¿Quién da la orden de no ensuciarnos, de negarnos nuestra infancia? ¿Quiénes se envuelven en la pretensión de un régimen de conducta que atenta contra, cuando no directamente niega, nuestros sueños de felicidad y nuestro derecho a la tristeza? ¿Por qué negar(nos) nuestros mitos bárbaros, o su potencia emancipadora? "

La ciencia económica es una ciencia social

Por PABLO FIGUEIRO. " El facilismo con el que muchas veces afirman qué se debe hacer o explican el por qué de los fracasos, como si se tratase del más evidente cálculo, contribuye sin que lo sepan (incluso en los casos más bienintencionados) a consolidar un imaginario en el que todos los males provienen de la ineficiencia y/o corrupción política, que no habría sabido o no habría querido seguir las medidas"